domingo, 6 de marzo de 2016

El sonido de las lenguas: una oportunidad para el cambio.


¿Es ese sonido característico de cada lengua una nueva posibilidad de existir en este mundo? ¿Hasta qué punto cambia nuestra personalidad cuando hablamos en otro idioma? ¿Cómo puede llevarnos otra lengua hacia modos de ser, al deslizarnos por otras melodías lingüísticas?

Mis gatos Alberto y Clara se quedan estupefactos cuando hablo en casa en inglés o francés. Lo que más me pasma es que, cada uno, reacciona ante un idioma distinto. Alberto (no es el único) se queda ojiplático ante mi inglés y Clara me huele la cara para cerciorarse de que no he salido de mi yo, cuando me escucha en francés...

¿Qué es lo que advierten, realmente?

What is Literature for?

viernes, 2 de enero de 2015

True Detective o Don Quijote en Los Pantanos

A mi proveedora S.G.



Todavía tengo un nudo en el estómago después de haberme visto ayer por la tarde el último episodio de esta serie televisiva, que me he dosificado desde el primer momento, cuando fui consciente de que estaba viendo algo grande...

Desde hace dos meses, he saboreado un guión buenísimo en el que los silencios eran tan impactantes, como lo medio dicho o los parlamentos geniales de Rust de los que tomaba nota rápida en mi móvil (Nothing is ever over, What´s happen between men and women? Reality...)

Desde el principio, me han enganchado esos dos tipos humanos tan distintos entre sí y condenados a entenderse por caminos y autopistas rurales, para, al final, comprenderse.

jueves, 1 de enero de 2015

Brindis por el Modo Subjuntivo: Fiat!, Sea!






En este día de mi vida que estreno en lo  que los humanos de donde habito han dado en llamar 2015, me hallo en mi cocina con mi portátil, al lado de mi taza de café renovada de continuo y escuchando los Cuentos de Oriente de Johann Strauss, dirigidos por Zubin Mehta. Hace los coros  el silbido cotidiano de la olla, que me está preparando con amor un delicioso cocido para un día luminoso y frío, como sólo Madrid sabe hacerlos.

Y en un entorno absolutamente cierto e indicativo, con todo el paradigma verbal en mi cabeza, asumiendo lo pretérito, saboreando el presente y proyectando un futuro en forma de estudio, ensayo o ahorro, que se dará, si se me permite vivir en este mundo maravilloso, al que cada día voy cogiendo más gustillo, según me voy adentrando en la sutileza de los matices...

martes, 30 de diciembre de 2014

Una soledad demasiado ruidosa, Bohumil Hrabal

Desde que lo devoré a principios de verano, este libro no se me va de la cabeza. Y, aunque, luego he querido reunirme con la misma sensación que me sacudió en Trenes rigurosamente vigilados, exquisito también, pero de otro modo, el carácter singular, íntimo e impactante permanece en mí después de tantos meses.

El protagonista, Hanta, y alter ego, dicen del autor, aunque para mí todo esto no son más que charlatanerías filológicas, es un personaje solitario y absolutamente solo, que trabaja recogiendo libros y cuadros olvidados y prensándolos para reutilizar ese papel.

En la extraña belleza de unos despojos de altísimo corte estético, juega a destrozar y mezclar las más refinadas obras de arte y el pensamiento más hondo o la prosa más delicada...

En una profesión a caballo entre la manufactura y lo mecánico, la deconstrucción y el reciclaje moderno, como destrucción re-creativa, no sé qué me conmueve más: si los hitos y lecturas culturales que serán reunidos para su destrozo,  mientras el mundo sigue girando; si la soledad de un hombre, mientras transcurren sus días sin que nadie le eche de menos o le alcance un afecto próximo; si el desorden y descuido de un entorno que no espera ninguna visita, o la añoranza de una hembra,  cuyo calor le llenaba por las noches y que, al desaparecer, se llevó consigo su nombre, recuerdo imposible para el protagonista, abrumado entre tanta lectura sublime. 

Borracho de cotidianidad y, al tiempo, con una desbordante vida interior, terminará el libro con el fin máximo de sus trabajos y sus días...y de manera conmovedora y brutal con el recuerdo de aquel nombre de mujer, único calor animal, tierno e inmenso,  entre tanta obra humana al límite de lo indecible...

Los recuerdos...¿se podrían, a su vez, reciclar?...

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Literatura cantada en otras lenguas: coro EOI Jesús Maestro


Cuando la literatura se canta en forma de villancico por estas fechas y en otras lenguas para querer llegar a más personas y cuando uno deja de ser un yo para unirse, y entre unos cuantos crear otra cosa ajena y común en forma de coro, cuando el placer llega por el semblante de la directora,  que pule la belleza acompasada, cuando el pranayama de la respiración se hace sublime, cuando todas las voces se deslizan en trineos...participo de un mundo de belleza y emociones, el de la música: infinito, íntimo e inabarcable.

Cantar es otra forma de desbordarme...


HOY, miércoles, 17 de diciembre a las 19.30. Gratuito.CORO DE LA EOI JESÚS MAESTRO, MADRID, CONCIERTO DE INVIERNO 2014.

冬天
PROGRAMA
Tourdion (Quand je bois du vin clairet) Anónimo francés S XVI
Brüder reicht die Hand zum Bunde Wolfgang Amadeus Mozart S XVIII
Bella ciao! Canto partisano italiano
Muntanyes del Canigó Canción tradicional de Cataluña
Hush! Somebody´s callin´my name Espiritual negro
Amazing grace Espiritual negro
Sato no aki 里の秋Canción tradicional japonesa
Somawaza Canción tradicional de Sudáfrica
Oh Tannenbaum! Villancico popular alemán
Chiara notte di Natale Villancico tradicional siciliano
Natal de Évora Villancico tradicional portugués
Les anges dans nos campagnes Villancico popular francés
Hacia Belén va una burra Villancico popular cordobés







En Madrid, todos los gatos leen



A Alberto y a Clara


Madrid, abierto y asombroso, donde sus habitantes son gatos y donde tanto se lee, tiene sorpresas al pasar cada página de iniciativas en las que el placer y la relajación vienen de felices felinos.

Se trata de La Gatoteca, cafetería gatuna y lectora en el madrileño barrio de Lavapiés.

Comparto este enlace asombroso para amantes de gatos, amantes de la lectura y amantes de amantes...



lunes, 6 de octubre de 2014

domingo, 5 de octubre de 2014

Un viaje a la India


Si no te mueres, aprendes...


Este libro me ha transportado, como a lomos de un elefante, inclinándome hacia un lado o hacia el otro, desde el lejano verano con sus rayos altos y amarillos hasta este primer otoño de destellos suaves sobre los madroños...

Esta joya es una proeza de metaodiseas. Tavares escribe a la manera de Homero en cantos y largos versículos, como reflexiones hondas y pesares lentos, el viaje de un  Bloom (guiño que hiciera Joyce, en el xx, del Ulises homérico) portugués, cuya epopeya comienza con el toque de tragedia inevitablemente griego: su padre mata a la  amada de su hijo, Bloom, porque es de una clase social inferior; por la misma inevitabilidad del pathos, Bloom tendrá que matar a su propio padre para vengarla...Y ya está servido el pretexto de un viaje en pesar y soledad con toda la Literatura a cuestas...