jueves, 14 de febrero de 2013

Kundera, El libro de los amores ridículos

En el día de hoy, San Valentín,  muchos celebrarán la ternura y el frenesí de su amor, otros se sentirán dichosos por su tranquila felicidad íntima y madura, unos cuantos más secarán una lágrima de su mejilla por no tener con quién compartir,  y otros tantos sonreiremos ante la versatilidad del amor y de nosotros mismos.

 Este libro, lejos de constituir una compilación de tragedias amorosas, conquistas sublimes o sentimientos elevados, es un puro goce de vivir, donde la reflexión se torna absurdo y la ternura se traduce en una carnalidad plena y sabia.

Porque, ¿no es un regalo del cielo -y con santo que lo ampara- que, en incipiente Cuaresma haya un día para celebrar el amor erótico?



El libro está formado por seis relatos imaginativos y, a la vez, vitales. Una de las características sorprendentes de este libro es que la mayoría de los personajes son de edad madura y, hasta algunos de ellos muestran una plenitud sexual senil (Symposion, Que los muertos viejos...o  El doctor Havel...). Además de ser muy de agradecer por simpatía lectora, es que recoge esa Europa vieja y sabia, donde la Pilsen y la salchicha conforman cuerpos rotundos de verdaderos hombres y mujeres adultos, como se recoge en toda la imaginería centroeuropea de marionetas, oficios o carteles que muestran una retrospectiva de cierto régimen político donde, en cierta manera, ser camarada, era ser adulto, fornido y, consciente, al tiempo que, por harto de serlo, con cierta tendencia al absurdo, que da la opción de ser libre íntimamente desde la elección distinta y la aventura cotidiana.

El amor trivial, maduro, lejos de ese fashionismo americano, me recuerda las imágenes de Rex, el perro policía, serie alemana, que muestra a otros adultos. Otra madurez a la acostumbrada por los iconos actuales...

Los relatos manejan matices diferentes del amor y van desde una obcecación kafkiana en Nadie se va a reír, mezclada con un tráfico de influencias de aquellos, al verdadero morbo de poseer un plan erótico inconcluso en La dorada manzana del eterno deseo; El falso autostop me parece magistral por revelar la atmósfera desasosegante de una pareja en el interior de un coche en pleno viaje a sus vacaciones y cómo al jugar a poseer otra personalidad, va cambiando hasta su forma de hacer el amor...La violencia atenuada del gemido sollozante de la novia "que yo soy yo..." es al tiempo que inquietante, sugerente de muchas voces culturales (filosóficas, religiosas, psicoanalíticas...);  tanto Symposion, como su secuela El doctor Havel al cabo de veinte años ofrecen el erotismo de médicos y enfermeras, los verdaderos motivos de sus frenesís sexuales y el consuelo vital de que hay goce, plenitud, celos y deseo más allá de la arruga sin asomo de chanza hacia esa (esta) etapa de la vida. Eduard y Dios, además de una burla a la trascendencia, al Partido, al matrimonio y a la verdad, de la que se cuestiona su estatus de virtud, sigue siendo un canto al erotismo, como prueba objetiva de tanto marasmo y confusión ideológica o sentimental.

La prueba del nueve. Resolvamos en el cuerpo, la confusión de las almas (y de las ideologías y de los sentimientos y de las religiones y...)

Es otro Libro de Buen Amor...

4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo: es otro libro del buen amor. Es interesantísima la disección del amor que hace Kundera, con muchísimo humor y también un poquito de cariño hacia esos seres que retrata, un tanto miserables, un tanto mezquinos, un tanto ingenuos, incluso un tanto filosóficos, jeje. Un enorme abrazo lleno de amistad al laurel más simpático y amoroso que crece en la red, ¡feliz San Valentín -que no solo de amor erótico vive el hombre, sino también de mucho, mucho, amor filial-!

    ResponderEliminar
  2. Sí, sí, no he querido seguir.
    Pero trata de manera diferente a hombres y mujeres. Es mucho más duro con ellos, pero muy interesante, con muchos matices de humanidad.
    A ellas, con un punto de sumisión, muy libres, en otras ocasiones y tremendamente amorosas y celosas.
    Muchísimas gracias por tu recomendación, tu regalo, que es la risa. Sin duda.
    Se pasa muy bien con este libro y se quiere a los personajes como son.
    Chimpón.

    ResponderEliminar
  3. http://www.youtube.com/watch?v=rAUJgjxNGd8

    ResponderEliminar