lunes, 15 de noviembre de 2010

La Escuela en el 2018

   Ante todo, me gustaría que los estudiantes fueran contentos al instituto: para charlar entre sí, para jugar, para salir de casa un rato y descubrir que hay otros mundos y maneras...incluso para aprender, porque son curiosos, impacientes y ávidos de algo, lo que sea.




   Además de su componente socializador, y, por ende, educador, el instituto también debe dotar de recursos para que ser persona, no sólo sea serlo de cara al otro, o los otros, sino también ante uno mismo. Se trata de apañárselas y buscarse las habichuelas para conseguir información, para ir cubriendo etapas y para moldear eso que luego se llamará personalidad y que pasa por el crisol inevitable de la autonomía.




   A esta autonomía contribuye el uso de las nuevas tecnologías, pues no sólo hay que pensar el ejercicio en sí, como soporte de contenido, sino también el modo de ejecutarlo. Y aquí estamos aunando el objetivo con la herramienta, el qué y el cómo.

   Nos damos cuenta de que, lejos de abandonar el pensamiento, como los apocalípticos de turno lloriquean por las esquinas, las TIC proponen esta doble reflexión.

   Pero, además, una escuela con nuevas tecnologías integradas potencia la comunicación entre los compañeros y el profesorado, el respeto en el buen uso del intercambio de la información, la solidaridad y la posibilidad de ofrecer en todo momento la opinión.


   La opinión era valorada en el ágora como la personalidad verbalizada del individuo. Aquí se ofrece, se tasa en moneda igualitaria y se potencia , no sólo la comunicación, sino un pensamiento que se ludotiza y se hace juego. El lenguaje se torna creativo y el usuario deviene autor, en cierta manera.

   Y cuando se desarrolla la capacidad activa y pasiva del alumno, cuando ejercita de continuo la empatía, alternando un papel agente y otro receptor, el adolescente se hace más completo, más persona...
y, de manera necesaria más feliz, con un proyecto de felicidad en la cabeza y con una estructura que le genere soluciones y estrategias para poder llegar a serlo.

   Entonces, si eso ocurre en el 2018, espero poder contribuir en alguna medida y estar gozosa ante ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada